Científicos, juristas y profesionales agrarios buscan consensos que permitan evitar conflictos en las nuevas variedades vegetales

El presidente de ASOVAV, Rafael Grau, ha inaugurado hoy la 1ª Jornada AgroLlei de Obtenciones Vegetales que reúne en Valencia a los principales expertos y agentes implicados en materia de variedades vegetales protegidas con el objeto de buscar puntos de consenso ante los conflictos existentes en la actualidad.

En su intervención, Rafael Grau denunció que España es el país donde los agricultores pagan los royalties más caros, una circunstancia que les resta competitividad respecto a los productores que compiten en los mismos mercados. El dirigente de ASOVAV pidió precaución a la hora de invertir en estas nuevas variedades protegidas porque algunas de ellas no siempre cumplen las expectativas. Además, alertó de que la gran distribución tiene cada vez más peso en la elección de aquellas variedades que copan mayor protagonismo en los lineales y, por tanto, las que pueden reportar mayores beneficios.

agrollei3

Molés i Martí Advocats ha organizado el acto con el patrocinio de Orri Running Committe y Freshdeal. Su portavoz, Vicente Molés, subrayó que el encuentro pretende abrir debates profesionales que tomen en cuenta los puntos de vista tanto de científicos y juristas como de productores, obtentores y empresas comercializadoras del sector agrario. Los conflictos producidos en torno a nuevas variedades vegetales son, en opinión de Molés, una señal de que el agricultor es el agente más débil y de que es necesario sentar una base legal sólida para evitar que estas variedades se conviertan en una fuente de conflictos.

agrollei2

También participaron en la jornada el doctor ingeniero agrónomo, Luis Navarro; el director del departamento de Producción y Desarrollo de Anecoop, Ángel del Pino; el abogado y profesor de la Universidad de Valencia, Benjamín Saldaña; y el director de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica y del Medio Natural de la Universidad Politécnica de Valencia, Alberto San Bautista.

agrollei1

Ley de la sequía aprobada por el Gobierno para adoptar medidas urgentes

Ley 1/2018, de 6 de marzo, por la que se adoptan medidas urgentes para paliar los efectos producidos por la sequía en determinadas cuencas hidrográficas y se modifica el texto refundido de la Ley de Aguas, aprobado por Real Decreto Legislativo 1/2001, de 20 de julio.

Folleto divulgativo de la Generalitat Valenciana sobre la Xylella fastidiosa

Haz clic en el siguiente enlace para ver el díptico informativo de la Generalitat Valenciana que explica brevemente los síntomas de la Xylella fastidiosa en las plantas infectadas, el plan de contingencia llevado a cabo y la reacción que debe tener todo propietario que sospeche de su presencia:

Díptico informativo de Xylella fastidiosa.

Prohibición de quemas agrícolas con una duración indefinida

RESOLUCIÓN de 5 de enero de 2018, de la Directora General de Prevención de Incendios Forestales, sobre modificación del período de quemas para enero 2018.

Lista de operadores inscritos en el Registro de Buenas Prácticas Mercantiles

Resolución de 22 de diciembre de 2017, de la Dirección General de la Industria Alimentaria, por la que se publican los operadores inscritos en el Registro Estatal de Buenas Prácticas Mercantiles en la Contratación Alimentaria.

El abandono de cítricos sube 1.841 hectáreas en la Comunitat Valenciana, que lidera el ranking español en tierras sin cultivar

La crudeza de la crisis de rentabilidad que arrastra el campo valenciano, sobre todo en sus principales y más emblemáticos cultivos, ha vuelto a quedar reflejada en los resultados de la última Encuesta de superficies y rendimientos (Esyrce) que elabora el Ministerio de Agricultura. Los datos de este detallado informe revelan que durante este año las tierras de cultivo abandonadas por los agricultores valencianos experimentaron un incremento del 0,36%, lo que equivale a un total de 582 nuevas hectáreas que han quedado improductivas a lo largo de 2017. Actualmente, y de acuerdo con las estimaciones de la misma fuente, la Comunitat Valenciana acumula ya un total de 163.478 hectáreas que han dejado de cultivarse y vuelve a encabezar el ranking español de autonomías con más tierra de cultivo abandonadas.

“Se trata de una cifra escandalosa -afirma el presidente de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA), Cristóbal Aguado- que muestra en toda su dimensión el alcance de la crisis. La gente se va del campo porque no es rentable y tampoco se produce el indispensable relevo generacional por esa misma causa. Esta es la realidad a la que nos enfrentamos cada día, mientras los políticos se limitan a darnos buenas palabras o diseñan planes disparatados como ese último proyecto para proteger la huerta sin tener en cuenta ni a los agricultores ni sus necesidades. ¿Qué territorio quieren proteger?, ¿el que nos empujan a abandonar año tras año por la falta de rentabilidad?”.

Los datos relativos a la evolución negativa de la superficie de cultivo en la Comunitat Valenciana durante este año contrastan poderosamente con la tendencia opuesta que la encuesta del Esyrce detecta en el conjunto de España, donde el suelo destinado a tareas agrarias ha registrado un incremento del 2,6%, lo que supone que se ha recuperado para usos vinculados a la agricultura un total de 27.521 hectáreas.

Superficie citrícola a la baja

Por lo que respecta a los cultivos que se han visto especialmente castigados por esta regresión de las actividades agrarias en la Comunitat Valenciana, destaca el hecho de que el mayor abandono de tierras se haya producido en aquellos que tienen más implantación. Así, en cítricos se ha pasado de las 149.381 hectáreas cultivadas en 2016 a 147.540 en 2017, lo que implica una caída del 1,23%; mientras que el viñedo ha visto reducida su superficie un 2,14%, al pasar de 67.590 a 66.147 hectáreas.

No obstante, también hay que apuntar que en las antípodas de esta tendencia regresiva se encuentran algunos cultivos emergentes, como sucede sobre todo en los casos del aguacate, con un aumento del terreno de cultivo de un 61,9%, al pasar de 463 hectáreas a 750 entre 2016 y 2017, o del kiwi, que ha crecido un 8% tras incrementar su superficie de cultivo de 343 a 371 hectáreas.

Otros cultivos, y de manera especialmente significativa el caqui, han visto frenado durante este año el fuerte ritmo expansivo que venían registrando. En concreto, el terreno destinado a caqui ha aumentado de 15.520 a 15.977 hectárea a lo largo de 2017, un aumento del 2,9% que puede considerarse moderado si se compara con las cifras de los últimos años.

Cristóbal Aguado señala que “cuando un cultivo funciona mínimamente en términos de rentabilidad los agricultores apuestan por seguir en la brecha, tal como también demuestran las cifras, pero lo cierto es que a fecha de hoy la inmensa mayoría de los productores valencianos no pueden vivir de su actividad y eso es algo que también acreditan sobradamente los datos oficiales”. El presidente de AVA-ASAJA, denuncia “la exasperante lentitud de los políticos para resolver los problemas de un sector al que se le acaba el tiempo”. Y agrega que “el gobierno autonómico ha equivocado las prioridades en la acción política y es necesario consensuar un gran pacto agrario que contemple acciones estratégicas de futuro”.

Expertos mundiales debaten en Alicante la aplicación de las patentes en la protección de las variedades vegetales

El presidente de ASOVAV, Rafael Grau, asistió a la IV Jornada Internacional sobre Variedades Vegetales organizada por la Universidad de Alicante, los días 8 y 9 de noviembre, a fin de debatir el todavía incipiente sistema de propiedad intelectual para la protección de las variedades vegetales.

Los principales juristas y representantes de entidades referentes en este ámbito como la Unión Internacional para la protección de las Obtenciones Vegetales (UPOV), la Oficina Comunitaria de Variedades Vegetales (OCVV) o la Oficina de la Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO), así como abogados, miembros de la Judicatura y destacados especialistas de universidades o centros de investigación, incidieron en los problemas interpretativos y la polémica legal que crece en la relación entre el sistema de patentes y la protección de las variedades vegetales.

El método de obtención de determinadas variedades está cambiando a pasos de gigante debido a los avances tecnológicos. Las normativas vigentes en la Unión Europea establecen que una variedad vegetal o un método de obtención biológico no pueden ser objeto de una patente. Sin embargo, surgen voces autorizadas que apuntan hacia una protección dual, pues la patente puede aplicarse cuando existe un procedimiento técnico y, en ese sentido, las técnicas de obtención de variedades no esencialmente biológicas podrían introducirse en el ámbito de las patentes.

Otra cuestión que despertó un gran interés entre los asistentes fue la jurisprudencia que se está edificando en torno a las infracciones de derecho. Muchos expertos apuntaron hacia un incremento de las indemnizaciones en futuras sentencias con el objeto de resarcir el daño causado al obtentor de una variedad, sobre todo si se demuestra que hay dolo por parte del infractor, hasta tal extremo que en algunos casos se podría llegar a reclamarle todo el dinero ganado en la explotación de la variedad.

ASOVAV echó en falta la inclusión entre los ponentes de una voz autorizada y representativa de los agricultores que operan con variedades vegetales protegidas, puesto que constituyen un agente esencial en este asunto.

alicante_091117_1

alicante_091117_2

En la imagen superior aparecen Pilar Montero (profesora de Derecho Mercantil en la Universidad de Alicante), Francesco Mattina (vicepresidente de la OCVV), Théophile M. Margellos (presidente de las Salas de Recursos de la EUIPO) y Sven Stürman (presidente de la Segunda Cámara de Recurso de la EUIPO).

En la imagen inferior aparecen Luis Antonio Soler (Magistrado de la Audiencia Provincial de Alicante, sección octava, Tribunal de Marca de la UE), Pedro Tent (letrado asociado principal J&A Garrigues) y Gonzalo Caruana (Magistrado de la Audiencia Provincial de Valencia, sección novena, que revisa todos los asuntos sobre propiedad industrial).

La escasez de producción citrícola adelanta las compras y eleva los precios hasta un 17%

Valencia, 22 de agosto de 2017. La acusada disminución de la próxima cosecha de mandarinas y naranjas en la Comunitat Valenciana –cifrada en un 27% inferior a la temporada pasada según una estimación inicial de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA)– ya está teniendo sus primeras consecuencias en el campo. Ante la necesidad de garantizarse un suministro con la suficiente antelación, muchos operadores comerciales están mostrando un interés ligeramente superior al habitual para estas fechas del año por cerrar operaciones de compraventa con los citricultores, lo que se está traduciendo en un adelanto de las compras, sobre todo de variedades tardías de naranjas, y en un aumento generalizado de los precios que llega a ser del 17% en algunos casos.

De acuerdo con un análisis de AVA-ASAJA elaborado a partir de los datos de la Mesa de Precios de Cítricos del Consulado de la Lonja de Valencia, las cotizaciones se han incrementado respecto al mismo periodo del año pasado en las dos variedades con más implantación en la citricultura valenciana: tanto en la Navelina (+17,5%) como en la Clemenules (+10,7%). Asimismo, hay encarecimientos globales en otras variedades como la Okitsu (+14%), Owari (+10,2%), Marisol (+8,8%) o Loretina-Mioro (+6%).

Entre las variedades cuyas compras algunos comercios se han visto en la necesidad de adelantar con vistas a asegurarse un volumen con el que poder servir a la gran distribución europea se encuentran la Navel (precio máximo de 0,294 €/kg), Navel Lane Late (máximo de 0,306€/kg) y Clemenvilla (máximo de 0,306€/kg).

El presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, afirma que “la ley de la oferta y la demanda debería regir en todo mercado que se precie de ser competitivo, eficiente y equilibrado. En este sentido, es lógico que si se prevé menos producción la campaña haya empezado animada y con un alza de los precios en campo. Nuestra previsión de cosecha, que es una previsión y no pretende ser ninguna especie de aforo, no debe de andar desencaminada cuando las cosas se están desarrollando así. Con todo, no hay que lanzar las campanas al vuelo porque todavía es pronto y porque, aunque las cotizaciones acaben siendo superiores, en muchos casos no van a compensar en modo alguno el descenso general de ingresos que sufrirán los productores valencianos en su conjunto a causa de esta disminución de la cosecha”.

Aguado lamenta que “a estas alturas haya operadores comerciales que hayan renunciado a defender un precio justo en el mercado” y les insta a “remar codo con codo junto a los agricultores para evitar que sigan pagando los platos rotos y sigan abandonando sus campos por falta de rentabilidad. Hay que mantenerse unidos porque todos vamos en el mismo barco”.

En cuanto a los propios agricultores, el dirigente agrario hace un llamamiento para que actúen con cautela y calma a la hora de vender la fruta.

Variación de los precios de la Lonja de Cítricos de Valencia:

 

Variedad

 

5 septiembre 2016

 

21 agosto 2017

 

Variación

Navelina 0,165/0,235 €/kg 0,188/0,282 €/kg + 17,5%
Navel Sin operaciones 0,247/0,294 €/kg
Navel Lane Late Sin operaciones 0,235/0,306 €/kg
Salustiana Sin operaciones 0,188/0,235 €/kg
Iwasaki 0,235/0,329 €/kg 0,235/0,306 €/kg – 4,3%
Okistsu 0,212/0,282 €/kg 0,235/0,329 €/kg + 14%
Owari 0,212/0,259 €/kg 0,212/0,306 €/kg + 10,2%
Clemenrubí 0,470/0,799 €/kg 0,470/0,705 €/kg – 7,5%
Oronules 0,376/0,611 €/kg 0,376/0,564 €/kg – 4,5 %
Marisol 0,235/0,306 €/kg 0,235/0,353 €/kg + 8,8%
Loretina-Mioro 0,282/0,376 €/kg 0,329/0,376 €/kg +6%
Clemenules y Orogrande 0,235/0,282 €/kg 0,235/0,341 €/kg + 10,7%
Clemenvilla Sin operaciones 0,235/0,306 €/kg

citricoscomprasbuena

AVA-ASAJA calcula una acusada disminución del 27% en la futura cosecha valenciana de cítricos

La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) estima que la producción de cítricos de la próxima campaña en la Comunitat Valenciana experimentará un severo descenso del 26,8% respecto al ejercicio precedente. Los servicios técnicos de esta organización agraria han elaborado un informe a partir de las múltiples consultas efectuadas entre los delegados de AVA-ASAJA en las principales zonas productoras de agrios y la conclusión es unánime: la futura cosecha de la campaña 2017/18 registrará un disminución muy marcada tanto en el capítulo correspondiente a mandarinas como en el apartado relativo a naranjas. En el primer caso, de acuerdo con los cálculos de AVA-ASAJA, la caída productiva será del 29,8%, mientras que en el segundo la merma se situará ligeramente por encima del 28%.

Por variedades destacan de manera muy significativa las bajadas del 40,5% y del 38,7% previstas para satsumas y clementinas tempranas respectivamente, así como el descenso del 28,8% que podría alcanzar la naranja navel. Las causas de esa reducción del rendimiento productivo de la citricultura valenciana de cara a la próxima temporada hay que buscarlas, por una parte, en la alternancia natural que, en términos de cosecha, caracteriza a las campañas citrícolas, es decir, a un ejercicio de producción elevada, como fue el caso del anterior, suele sucederle otro menos fecundo.

El segundo de los motivos que han originado esta coyuntura tiene que ver con determinados fenómenos climáticos y su incidencia negativa sobre la evolución fisiológica del arbolado. Efectivamente, durante el mes de diciembre se acumularon una serie de días de copiosas lluvias que afectaron a las raíces y debilitaron a naranjos y mandarinos que sobre todo en las zonas más llanas y con la llegada de la primavera presentaban un aspecto amarillento y alicaído. Esos síntomas se materializaron poco después en una floración muy irregular que se complicó aún más durante la fase del cuajado de los frutos debido al calor anormalmente alto que imperó durante el mes de mayo.

“Lo cierto es que entre unas cosas y otras -reflexiona el presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado- nos encontramos con una producción citrícola muy corta y por eso nos vemos en la obligación de hacer un llamamientos a los agricultores para que actúen con cautela y calma a la hora de vender la fruta. Con una disminución tan notable de la cosecha, los precios que se negocien tienen que ser, como poco, forzosamente razonables”. No obstante, el máximo responsable de esta organización agraria recuerda que “aunque las cotizaciones sean superiores a las del pasado año, no por ello va verse compensado en modo alguno el descenso general de ingresos que sufrirán los productores valencianos en su conjunto a causa de esta disminución tan acusada de la cosecha”.

Ante las perspectivas que se abren, Cristóbal Aguado reclama a “todos los agentes que intervienen en el proceso comercial, desde los agricultores, pasando por los comercios y sin olvidar, por supuesto a la gran distribución, que trabajen con la máxima seriedad, profesionalidad y rigor a fin de gestionar de la manera más beneficiosa para todos la escasa producción con la que vamos a contar”.

AVA-ASAJA exige la dimisión de Montoro por la gran chapuza en la rebaja fiscal al campo valenciano

viento

Naranjas caídas al suelo por las fuertes rachas de viento.

La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) exige la inmediata dimisión del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, por la descomunal chapuza que ha perpetrado en la rebaja fiscal aplicada al campo valenciano, una mejora tributaria que de manera incomprensible deja fuera a importantes términos municipales e incluso a comarcas prácticamente enteras cuyos cultivos se vieron gravemente afectados durante 2016 por adversidades climáticas tan devastadoras como la sequía, la gota fría o diversos episodios de heladas, pedrisco y viento.

“La discriminación de la Comunitat Valenciana, y en este caso concreto de su agricultura, por parte del Gobierno de Rajoy constituye un insulto intolerable, máxime cuando la publicación de la orden que recoge la disminución de módulos agrarios se produce un día después de que el Ejecutivo anunciase un acuerdo con el País Vasco en virtud del cual esa comunidad autónoma va a verse favorecida por miles de millones de euros”, lamentó el presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado.

Sin embargo, esta organización agraria manifiesta también que la Generalitat ha contribuido de forma decisiva a ejecutar este desatino para el campo valenciano a través del pésimo y muy cuestionable trabajo que llevó a cabo la conselleria de Agricultura a la hora de elaborar el informe anual sobre las repercusiones negativas del clima en el sector agropecuario, un informe fundamental que luego se remite a Madrid para el que Ministerio de Hacienda elabore la lista de cultivos y municipios que posteriormente se beneficiarán de la rebaja fiscal.

“Queremos que se haga público ese informe de la conselleria para saber exactamente qué ha pasado –reclama Cristóbal Aguado– y,  desde luego, que se depuren también cuantas responsabilidades sean necesarias por la inestimable colaboración del departamento agrario de la Generalitat a esta situación que va a suponer un perjuicio económico muy considerable para miles de agricultores valencianos”.

Con todo y con eso, el presidente de AVA-ASAJA afirma al mismo tiempo que “esta mejora tributaria era absolutamente necesaria y tendrá efectos positivos para aquellos agricultores y ganaderos incluidos en la misma, pero muchos otros se han quedado fuera y consideramos que es una verdadera lástima porque era una oportunidad para dejar de marginar a la agricultura valenciana”.

Por citar sólo algunos de los términos municipales de gran peso agrícola que se han visto marginados de la rebaja de módulos aplicada a determinados cultivos cabe destacar, entre muchos otros, Alberic, Algemesí, Alginet, Alzira, Benifaió, Campo Robles, Carlet, El Puig, Gandia, L´Alcudia, Picassent, Requena, Sollana, Tavernes de la Valldigna, Utiel, Xàtiva, Xeraco o Xeresa.

En este sentido, es preciso señalar que en esta misma orden del Ministerio de Hacienda se aplica la mejora tributaria decidida para un cultivo a una determinada autonomía o una comarca en su conjunto, mientras que para la Comunitat Valenciana no se ha seguido ese mismo criterio, sino que se ha optado por establecer un listado de municipios que ha resultado errónea, caótica y discriminatoria. Así las cosas, AVA-ASAJA exige una rectificación inmediata y que se publique una orden con carácter de urgencia en la que se incluyan todos los términos municipales y localidades valencianos que se han visto excluidos.

“Los agricultores valencianos –sostiene Cristóbal Aguado– tenemos motivos sobrados para sentirnos irritados y profundamente decepcionados porque esta rebaja no refleja en absoluto la dura realidad de un sector que el año pasado perdió, sólo a causa de incidentes climáticos, más de 600 millones. Visto lo visto, da la impresión de que los políticos usan los fondos públicos en beneficio de su propia conveniencia e interés en lugar de hacerlo en función de las necesidades reales de la sociedad”.