El Gobierno modifica la Ley de la Cadena Alimentaria y prevé aplicarla a partir de noviembre de 2021

El Consejo de Ministros aprobó el 3 de noviembre el Proyecto de Ley por el que se modifica la Ley de medidas para mejorar el funcionamiento de la cadena alimentaria. Los principales objetivos que persigue esta normativa son: dotar la cadena alimentaria de más transparencia, mejorar el equilibrio entre sus eslabones y proteger al eslabón más débil, los agricultores y ganaderos.

El ministro de Agricultura, Luis Planas, declaró que ahora se inicia su trámite parlamentario con intención de que entre en vigor el 1 de noviembre de 2021.

El nuevo texto amplía el ámbito de aplicación espacial y material de la norma. En el primer caso, la ley no solo afectará a las relaciones comerciales internas, sino que se extenderá también a las de ámbito comunitario en las que participe un operador establecido en España, siempre que no aplique la legislación de otro Estado miembro. También aplicarán sus prohibiciones y sanciones en las relaciones de un operador establecido en España y otro de un tercer país. En cuanto al ámbito material, además de los alimentos y productos alimenticios, se contemplan las materias primas y otros productos contemplados en el Anexo I del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea.

La legislación amplía los supuestos en los que es obligatorio hacer contratos por escrito hasta la práctica totalidad de las operaciones. Incorpora prácticas comerciales desleales que, a día de hoy, no están recogidas en la legislación española, fruto de la trasposición de la directiva europea. La modificación unilateral de contratos en lo que se refiere a volumen o la devolución de productos no vendidos (salvo pacto expreso) son algunos ejemplos.

En relación a las infracciones, añade nuevas o recalifica otras para asegurar la mejor aplicación y eficacia de la norma. Entre ellas, cabe señalar la cancelación de un pedido 30 días antes de la fecha de entrega (leve) o la obstrucción de la inspección (grave). Exigir pagos adicionales o asunción de costes sobre el precio pactado que pasa de leve a grave.

La normativa reconoce a la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA) como autoridad de control de lo dispuesto en la ley en el ámbito nacional. Será, además, punto de contacto y cooperación con otras autoridades y con la Comisión Europea.

El Trips de la Orquídea se expande sin control en la citricultura valenciana

La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) advierte de que la plaga del Trips de la Orquídea (Chaetanaphotrips orchidi) se expande sin control en la citricultura valenciana. Desde su primera detección en 2017, esta plaga de origen foráneo viene ocasionando crecientes daños en plantaciones citrícolas valencianas, sobre todo en las comarcas de La Safor, La Ribera y L’Horta, que alcanzan hasta el 50% de la cosecha en determinadas parcelas de naranja Navelina. Sin embargo, es en la presente campaña 2020/21 cuando la organización agraria prevé un repunte a raíz de la supresión del Metil Clorpirifos, la materia activa que demuestra una mayor efectividad contra esta y otras plagas del cultivo.

En este sentido, el presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, denuncia que “la conselleria de Agricultura no tiene una estrategia de control verdaderamente eficaz contra el Trips de la Orquídea porque no ha podido o sabido poner a disposición de los citricultores ningún método de lucha alternativo al Metil Clorpirifos, ya sea fitosanitario o biológico, que permita minimizar las pérdidas millonarias que van a sufrir por un problema generado por la incompetencia y el desdén de las propias administraciones”.

El Trips de la Orquídea no es una excepción, sino que los agricultores valencianos se enfrentan a otras plagas sin soluciones viables a corto plazo. “La Asamblea General de las Naciones Unidas declaró 2020 Año Internacional de la Sanidad Vegetal –recuerda Aguado– pero vista la falta de herramientas de lucha para combatir el Trips de la Orquídea, así como el Cotonet de Sudáfrica en los cítricos, la Xylella fastidiosa en el almendro, la avispilla en el almendro… debería de replantearse la declaración y pasar a llamarse ‘Año Internacional de la Expansión de las Plagas y Enfermedades Vegetales’. La cruda realidad es que esto es un caos, los agricultores no sabemos cómo salvar nuestras cosechas, cada vez tenemos menos productos, más caros y menos eficaces, y además la Unión Europea es un coladero por donde entran nuevos patógenos venidos de todo el mundo ante los cuales las administraciones tampoco están preparadas. Señores políticos, póngase las pilas porque su inacción provoca más desperdicio alimentario, más abandono de campos y más dependencia de alimentos que puedan llegar o no de países terceros”.

Las restricciones europeas en la lucha contra plagas provoca el desperdicio de 100.000 toneladas de cítricos y 27 millones de pérdidas económicas

Uno de los caballos de batalla de la Organización de las Naciones Unidas para la  Alimentación y la Agricultura (FAO) radica en minimizar el desperdicio alimentario y, en consecuencia, la Comisión Europea está poniendo el foco en iniciativas encaminadas a reducir el despilfarro de comida tanto en la distribución como en restaurantes y hogares. Sin embargo, la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) advierte de que el desperdicio de alimentos se produce de una manera alarmante ya a pie de campo, debido a la falta de soluciones fitosanitarias de las que disponen los agricultores para controlar las plagas y enfermedades que diezman las producciones mediterráneas.

En el caso de las naranjas Navels y Blancas, el Trips de la Orquídea, el cotonet Delottococcus aberiae (ambas plagas de reciente introducción) y la mosca de la fruta (Ceratitis capitata) están echando a perder en los huertos valencianos más de 55.000 toneladas. Las mandarinas son atacadas igualmente por el cotonet D. aberiae, así como por ácaros y la mosca de la fruta, con una afección de unas 45.000 toneladas, principalmente de clementinas.

Respecto al caqui, la incapacidad para combatir eficazmente cotonets, moscas blancas y trips está provocando mermas que en algunas parcelas alcanzan hasta el 80% de la cosecha. Tanto las prácticas culturales como los tratamientos fitosanitarios realizados no han permitido evitar que alrededor de 60.000 toneladas de caquis se queden pudriéndose en el suelo y, por tanto, no lleguen a los consumidores. Por su parte, la avispilla del almendro también se está expandiendo sin métodos de control al alcance de los productores, de forma que causa un desperdicio de 1.140 toneladas solo en las comarcas valencianas.

En total, el desperdicio de productos agrarios valencianos supera las 162.000 toneladas de naranjas, mandarinas, caquis y almendras que ahora mismo se encuentran en campaña.

El estudio de AVA-ASAJA cuantifica las pérdidas económicas soportadas por la incidencia de las plagas y enfermedades en 51.851.000 euros, repartidos en 27,5 millones en cítricos, 15 millones en caqui y 9,2 millones en almendro. Asimismo, la organización agraria recuerda que también existen problemas sanitarios en otros cultivos mediterráneos como el olivar, la viña, el arroz o las hortalizas.

El presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, asevera que “los informes de la FAO se quedan muy cortos a la hora de valorar el desperdicio alimentario en su conjunto, puesto que no tienen en cuenta las pérdidas que se producen en la fase de producción. Resulta absolutamente urgente que Bruselas cambie el rumbo de su política fitosanitaria para evitar que las plagas y enfermedades sigan campando a sus anchas. Ver campos alfombrados de fruta podrida por culpa de las restricciones de la UE es un insulto para el agricultor pero también para el consumidor, porque después de utilizar recursos como agua, fertilizantes, energía, etc. muchas cosechas quedan inservibles para su comercialización”.

Aguado subraya la doble vara de medir de Europa: “Ese desperdicio de alimentos solo sucede aquí, ya que mientras Bruselas deja a sus agricultores sin soluciones, ya sean químicas o biológicas, sí permite que países terceros introduzcan alimentos que han sido producidos mediante sustancias químicas incluidas en el Códex Alimentario Mundial pero prohibidas por la legislación europea. Los agricultores somos los primeros interesados en trabajar con productos seguros y estamos orgullosos de protagonizar la agricultura más respetuosa del mundo con el medio ambiente, pero no puede ser que en diez años nos hayan suprimido dos terceras partes de las materias activas fitosanitarias sin facilitarnos después una alternativa verdaderamente eficaz”.

ASOVAV reivindica la “revolución” que ha supuesto la irrupción de las variedades protegidas para hacer frente a la crisis citrícola

Valencia, 1 de octubre de 2019. La Asociación de Operadores de Variedades Vegetales (ASOVAV) reivindica la “revolución” que ha supuesto para el sector citrícola español la reciente irrupción de las variedades protegidas de mandarinas de segunda campaña –especialmente la Orri, Nadorcott, Tang Gold y, últimamente, Spring Sunshine– debido a la elevada rentabilidad que ofrece a los productores incluso en campañas tan críticas como la pasada. La asociación se manifestó en este sentido durante una jornada profesional que reunió ayer en Valencia a los principales protagonistas del mundo agrario, comercial y jurídico en torno a dichos cítricos ‘premium’.

dav

El presidente de ASOVAV, Celestino Recatalá, resaltó que “el sistema de protección de estas variedades garantiza tanto una producción con valor añadido, mediante una fuerte apuesta por la innovación agraria, como una producción limitada gracias a la organización del sector, en forma de clubs o entidades gestoras de variedades, que favorece un fortalecimiento de la posición del agricultor dentro de la cadena alimentaria y un mayor rendimiento económico de su explotación”.

dav

“Con casi diez años de historia –prosiguió Recatalá– ASOVAV se ha erigido en una entidad que abandera la defensa de los productores en las relaciones, en ocasiones conflictivas, con los obtentores y licenciatarios de las nuevas variedades vegetales que despiertan un mayor interés de mercado. Desde el primer día hemos apostado por esta vía alternativa que refuerza la capacidad de influencia del agricultor y, al mismo tiempo, potencia la investigación, la diferenciación y la marca del producto”.

mde

El presidente de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA), Cristóbal Aguado, agregó que “todos los expertos coinciden en que este tipo de gestión de las variedades es el camino que nos está permitiendo reconducir al sector y por eso es primordial que las administraciones apuesten por la investigación agraria”. Al respecto, Aguado reclamó “un cambio del modelo del IVIA de arriba abajo si es necesario para acelerar la obtención de variedades competitivas, ya que las mejores están viniendo de fuera”. Además del reto varietal, el dirigente agrario apeló a “diseñar el futuro de la citricultura también a través de la modernización y la concentración de las explotaciones”, para lo que exigió a la conselleria de Agricultura 100 millones de euros con los que acometer experiencias piloto que sirvan de referencia al colectivo.

dav

El director del grupo Agr Food Marketing, Mateo Blay, animó al sector citrícola a “invertir juntos en comunicar la diferenciación, apoyándose visualmente en el punto de venta con el nombre de la variedad”. Blay también insistió en la conveniencia de “ampliar las capas de valor de los cítricos, es decir, no venderlos únicamente como un arma contra el resfriado por su alto contenido en vitamina C, así como destacar su origen europeo, ya que ello implica más garantías sanitarias, frescura y beneficios ambientales”.

dav

Expertos en el ámbito jurídico abordaron las distintas legislaciones referidas a la obligación que tienen las cadenas de distribución de identificar correctamente las variedades de los cítricos expuestos en el lineal. La asociada principal de Garrigues Abogados, Isabel Pérez-Cabrero, aseguró que “el reglamento europeo prevé una sanción administrativa al comercio si no aclara la variedad de los cítricos híbridos”.

Al tiempo, el catedrático de Derecho Civil, Javier Plaza, criticó “un déficit normativo” y exigió “una identificación geográfica y de variedad más transparente”, mientras que el abogado y profesor asociado del departamento de Derecho Mercantil ‘Manuel Broseta Pont’, Benjamín Saldaña, agregó que “los incumplimientos de la utilización de la denominación varietal resultan más débiles en el caso de la fruta que en el del material vegetal (plantones)”. Así, Vicente Molés, abogado y socio del despacho ‘Molés i Martí Advocats’, subrayó las duras exigencias impuestas a los viveros y productores a la hora de adquirir material vegetal y legitimó la capacidad legal que tienen las agrupaciones compuestas por productores o comercializadores para pedir la paralización y la destrucción de fruta de variedades protegidas en aduana procedente de terceros países.

sdr

El  miembro del Servicio Jurídico de la Comisión Europea (END), Javier Guillem, explicó la particularidad agrícola en el derecho de la competencia, haciendo especial énfasis en las novedades del Reglamento Omnibus y de la Directiva de la Cadena Alimentaria. Guillem se mostró contrario a que “exista un filtro para Francia o Alemania, cuyos cultivos continentales siempre son los más beneficiados, y otro más severo para España”.

sdr

Finalmente, los ingenieros técnicos agrícolas Vicente Pascual y José Vicente Antich explicaron a los asistentes que las nuevas mandarinas de segunda campaña son altamente productivas pero requieren un cuidado manejo para aumentar los calibres hasta los estándares que exigen las grandes firmas de la distribución alimentaria europea. Ambos ingenieros recomendaron el apoyo de mallas, el amarrado de ramas y el aclareo de frutos, entre otras prácticas, para mejorar el rendimiento productivo de estos cítricos.

La jornada organizada conjuntamente por ASOVAV y AVA-ASAJA contó con el patrocinio de Bankia y la Mutualidad Arrocera de Seguros-Agromas.

La VII Jornada de ASOVAV analizará el 30 de septiembre las últimas claves sobre las variedades ‘Premium’

VII Jornada de ASOVAV

La Asociación de Operadores de Variedades Vegetales (ASOVAV) celebrará su VII jornada el 30 de septiembre, a partir de las 9:30 horas, en la sede de AVA-ASAJA. El encuentro de este año abordará los nuevos desafíos de las variedades ‘Premium’ y participarán ponentes expertos a nivel técnico, administrativo, comercial y jurídico que analizarán la actualidad del sector y aportarán claves interesantes para los productores de variedades vegetales protegidas.

El director del área de consultoría de marketing y comunicación del grupo Agr Food Marketing, Mateo Blay, dará a conocer las claves de la promoción y el marketing de las variedades Premium innovadoras en las grandes cadenas comerciales.

Por su parte, el letrado Javier Guillem Carrau, profesor asociado del departamento de derecho Mercantil ‘Manuel Broseta Pont’ desgranará las peculiaridades propias de los mercados agroalimentarios y su contraste con el derecho de la competencia.

En cuanto a la parte más agronómica de la jornada, los ingenieros técnicos, José Vicente Antich y Vicente Pascual, explicarán el cultivo y manejo de nuevas variedades de segunda campaña.

Por último, la jornada también tendrá una mesa redonda que analizará  los  problemas derivados de la comercialización de variedades protegidas, tales como la entrada ilegal, el control y el etiquetado de la fruta. En el debate participarán el catedrático de derecho civil y vicedecano de la Universitat de València, Javier Plaza Penadés, el abogado y profesor asociado del departamento de derecho mercantil ‘Manuel Broseta Pont’, Benjamín Saldaña, el abogado y socio del despacho ‘Moles i Martí Advocats’, Vicente Molés, la asociada principal de Garrigues Abogados, Isabel Pérez-Cabrero y el abogado y asesor jurídico de ASOVAV, Juan Rafael Grau, que será a su vez quien modere las intervenciones.

El acto contará también con la presencia del presidente de ASOVAV, Celestino Recatalá Rico, el presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, y del secretario autonómico de Agricultura, Francisco Rodríguez Mulero, que será el encargado de clausurar la jornada.

Las personas interesadas en asistir a esta jornada pueden inscribirse llamando al 96 380 46 06 o enviando un correo electrónico a info@asovav.es solicitando el formulario de inscripción. Los asociados tienen derecho a llevar gratuitamente un acompañante y las personas no socias deberán abonar 50 euros.

Programa de la jornada: aquí.

Formulario de inscripción: aquí.

 

 

El gobierno rebaja los módulos de los cítricos al 0,18 en toda España

El Ministerio de Hacienda ha publicado una Orden que establece una reducción, para el periodo impositivo 2018, de los módulos agrarios para los agricultores y ganaderos que hayan sufrido en dicho ejercicio circunstancias excepcionalmente desfavorables en sus explotaciones.

Los cítricos son uno de los cultivos más beneficiados por la medida, puesto que el módulo se reduce de 0,26 a 0,18 con carácter nacional. Sin embargo, dicho módulo se rebaja hasta 0,13 e incluso 0,05 en determinados términos municipales.

Esta minoración del módulo de los cítricos «tiene por objeto paliar la difícil coyuntura por la que atraviesa dicho sector», según afirma la propia administración nacional y tal como se comprometió ante la interprofesional Intercitrus durante la ronda de negociaciones producidas a raíz de la desastrosa campaña.

Según cálculos del Ministerio de Agricultura, el conjunto de la rebaja de módulos puede implicar una rebaja de la base imponible aproximada de 204 millones de euros.

Para ver la orden haz clic aquí.

Tratamientos recomendados durante noviembre para frutas, hortalizas y viña

Puede acceder al boletín de avisos nº13 de la conselleria de Agricultura, sobre recomendaciones en la lucha contra plagas y enfermedades en distintos cultivos valencianos, haciendo clic en el siguiente enlace: aquí

Galería de imágenes de la visita de ASOVAV a Fruit Attraction

Una delegación de ASOVAV, acompañada por miembros de la junta directiva de AVA-ASAJA, no ha faltado a su cita anual con Fruit Attraction, la feria referente del sector hortofrutícola celebrada del 23 al 25 de octubre en Madrid.

Entre los stands visitados se encuentran empresas y entidades vinculadas con la gestión de variedades vegetales tales como el Club de Variedades Vegetales Protegidas (CVVP), Orri Running Committe (ORC), Eurosemillas o Genesis Innovation Group.

cvvp_asovavorri_asovavtango_asovavgenesis_asovavasovav_asovav

AVASA firma un contrato con sus viveros para multiplicar los plantones de la variedad protegida Mandanova

La Agrupación de Viveristas de Agrios, S.A. (AVASA), como titular de la variedad vegetal protegida de la mandarina Mandanova, ha iniciado un acuerdo con sus viveros para autorizar la multiplicación de plantones y la posterior venta a los agricultores en España y Portugal.

avasa_mandanova_web

El número máximo de ejemplares de la mencionada variedad, incluyendo árboles sobreinjertados, que podrán producir los viveros autorizados por este acuerdo es de 900.000 plantas (hasta 100.000 por vivero). Éstos se comprometen asimismo a producir material de multiplicación de calidad y con todas las garantías fitosanitarias.

Al igual que ocurre con las variedades Nadorcott u Orri, la mandarina Mandanova contará con un sistema de identificación de la fruta de obligado cumplimiento por los productores autorizados, cuyo objeto es detectar el origen legal de la fruta de la variedad y evitar la propagación y multiplicación ilegal de ésta.

El vivero solo podrá vender el material vegetal a los agricultores que previamente hayan suscrito un acuerdo de uso de la variedad Mandanova con AVASA y así lo acrediten. En este sentido, los interesados pueden informarse y realizar los trámites oportunos a través de ASOVAV que, una vez más, actúa como intermediario entre el productor y el licenciatario con el objeto de garantizar la seguridad jurídica del proceso y defender los derechos del agricultor.

Mandanova es una mutación del mandarino Nova que tiene como principal factor diferencial la ausencia de pepitas y la incapacidad para inducirlas en las parcelas vecinas, una característica ‘seedless’ y ‘bee friendly’ cada vez más apreciada por los mercados por su facilidad de ingesta y su respeto a la apicultura y el medio ambiente.

La conselleria de Agricultura prevé una producción citrícola normal, similar a la campaña 2016-17

aforo18

Las primeras estimaciones realizadas por la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural para la campaña 2018-2019 prevén una cosecha de cítricos de 3.894.543 toneladas, lo que supone retornar a niveles de producción normales, tras el acusado descenso de la pasada campaña. Se espera un aumento del 22,9%, es decir, 726.161 toneladas más, con una variación de -1,2% respecto a la campaña de 2016-17.

Por provincias, en Alicante aumenta el 30,9%, en Castellón un 26,8% y en Valencia, un 19,3%. Los datos han sido presentados al sector por la consellera de Agricultura y Medio Ambiente, Elena Cebrián, acompañada por el secretario autonómico, Francisco Rodríguez Mulero.

Elena Cebrián ha destacado que, para la estimación de la producción de la campaña 2018/2019, la Conselleria ha aumentado el esfuerzo técnico y económico hasta el punto de aforar 11.132 parcelas frente a las 7.588 de 2017. Es decir, se ha examinado un 50% más que para la anterior campaña. Este esfuerzo se traduce un aumento en la fiabilidad de los resultados.

La consellera ha resaltado que, de igual manera que la Comunitat Valenciana es líder en producción y exportación, también lo es en la transparencia y rigor en el aforo citrícola, que ha vuelto a recuperar su prestigio. De hecho, en la estimación de la campaña anterior, la desviación de la producción final respecto a las previsiones de la Conselleria apenas ha sido de 24.000 toneladas.

En general, la fruta presenta buena calidad, si bien los calibres de las variedades tempranas pueden ser menores. Los árboles han tenido una abundante floración y el cuajado ha sido normal, sin que la meteorología haya incidido significativamente. Las lluvias de finales de agosto y principios de septiembre serán beneficiosas para los calibres de la fruta que se recogerán a partir de mediados de octubre.

Por su parte, los episodios de pedrisco registrados este verano han afectado a la cosecha rebajando las cantidades de fruta que en un principio se preveían superiores a los cuatro millones de toneladas. El aumento de la cosecha prevista permite un suministro de fruta adecuado a la demanda del mercado.

En cuanto a superficie, las estimaciones apuntan que por primera vez desde 2009 se ha frenado la reducción del área dedicada al cultivo de cítricos. Este año se han incrementado las nuevas plantaciones y recuperado campos, así que el área se mantiene estable (+0,33% en relación a la campaña pasada). El aumento más notorio es el registrado en el cultivo de limón (+11%).

Diversidad por variedades y provincias

Se prevé un aumento de la producción en la mayoría de las variedades, con 1.893.690 toneladas de naranjas (+22,8%), siendo el subgrupo Navel el responsable de representar el grueso de la producción. Se estima que las mandarinas conseguirán 1.649.799 toneladas, con un aumento del 34,2% en Satsumas y un 29,4% en Clementinas.

Dentro de las Clementinas tempranas se prevé que la cosecha Marisol se recupere y que aumente la producción de Oronules y Clemenrubí. En cuanto a limones, se situaría la producción en 327.641 toneladas (+32,6%), el incremento más importante se dará en el limón Verna. Por último, señalar que se espera una mayor cosecha de pomelos, con 23.413 toneladas (+6,8%).

Por provincias, Alicante alcanzará una cosecha un 30,9% superior a la campaña 2017-2018 y un 5,6% superior a la 2016-2017. Los mayores incrementos se esperan en el grupo de los limones, principalmente Verna (+69.404 toneladas), y en el subgrupo Navel destacando el incremento de la producción de Navelinas (+27.904 toneladas) y Navels tardías (+43.058 toneladas).

En Castellón se prevé una cosecha citrícola un 26,8% mayor a la de la campaña pasada y ligeramente menor a la de hace dos campañas (-3,6%), siendo la mayor producción esperada de mandarinas la causante de ello. Dentro de las mandarinas, se espera un incremento significativa en la producción de la Clemenules (+31,6% y +93.486 toneladas).

Y por último, en la provincia de Valencia las estimaciones indican que esta campaña la cosecha citrícola será un 19,3% mayor que la campaña pasada, aunque un 2,5% inferior a la de hace dos, debido principalmente a las mayores producciones esperadas de naranjas y mandarinas.