Una mirada actual a la situación de los cítricos en los principales países productores del mundo

global_naranjas

Las últimas naranjas del hemisferio norte van terminando. Los países mediterráneos están colocando sus últimos volúmenes en el mercado, mientras que ya están disponibles las primeras importaciones de Sudáfrica. Los comerciantes holandeses esperan una mejor temporada citrícola en ultramar después de la sobreoferta de naranjas de la temporada europea. Sin embargo, parece que Sudáfrica esperará un poco más antes de empezar a exportar a Europa. Pese a que el volumen de naranjas es abundante y las cifras de exportación superan las del año pasado, preocupan, por ejemplo, las Valencia más baratas de Egipto, que aún están disponibles en Europa. Además, los productores sudafricanos han cosechado más fruta con calibres pequeños, más adecuados para los países de Oriente Medio. En Latinoamérica, Chile se ha propuesto exportar más. Brasil espera una cosecha menor y, en Uruguay, parte de la producción se perderá por el efecto de las tormentas de granizo. México está trabajándose un protocolo para declarar una región libre de mosca de la fruta, que así se abrirá al mercado mundial. En Argentina ya han llegado al mercado las primeras naranjas.

España va terminando con agresiva competencia de Egipto y Marruecos
La considerable reducción de la cosecha esperada para la presente temporada no ha afectado a los volúmenes de exportación acumulados. A fecha de 31 de abril, de hecho y según los últimos datos disponibles procesados por el CGC, las ventas exteriores de este cítrico ascendían a 1,27 millones de toneladas por los 1,34 millones de toneladas de la misma fecha del año anterior. Tan leve caída –del 5,2%- contrasta con las previsiones dadas a conocer en octubre, que hablaban de un sensible descenso de la producción nacional de naranjas de hasta el 11% (si se compara el balance de la 2016/17 con el último aforo).

Con fecha 17 de junio, la exportación de este cítrico a países no comunitarios (que al contrario que la de la UE se conoce casi en tiempo real) se situaba en cifras incluso superiores a las del año anterior (159.182 ™ por las 132.533 ™ del ejercicio previo). Para la patronal nacional del comercio privado de cítricos, tal cosa debe atribuirse “al mejor aprovechamiento que siempre se logra dar cuando las cosechas son más cortas así como al positivo papel regulador que, de cara al mercado en fresco, siempre juega la industria transformadora de zumos a la hora de valorizar el conjunto de la producción”.

En líneas generales, la estabilidad en el suministro de naranjas ha sido la nota dominante en la UE así como en los principales mercados –Alemania y Francia- donde los registros han sido incluso levemente mejores. El sesgo se ha dado en el tercer destino más relevante y tradicional, el Reino Unido, donde las ventas se han deteriorado. “Hay incertidumbre con respecto al Brexit y la depreciación de la libra frente al euro –del entorno del 20% desde que salió adelante el referéndum- ha complicado las operaciones y favorecido la oferta de terceros países”, señalaban desde el CGC.

Los reiterativos mensajes lanzados en verano de 2017 por parte de alguna organización agraria, antes de que se dieran a conocer los aforos oficiales, acerca de las supuestas limitaciones de la cosecha calaron especialmente al respecto de las primeras naranjas de la temporada –las navelinas- lo que facilitó que los compradores europeos alargaran la campaña de valencias del hemisferio sur. Tal hecho hizo resentirse durante muchas semanas la demanda de naranjas españolas. La industria del zumo, que ha ofrecido durante la campaña buenos precios en árbol, contribuyó a que se recuperase y “una vez finalizado el stock mantenido en cámaras procedente del hemisferio sur, la campaña de navel volvió a la normalidad, con una demanda estable”.Tal situación se ha reeditado en el tramo final de la presente temporada, ya con las naranjas navels tardías y valencias. “Desde instancias semioficiales se transmitió en marzo el erróneo mensaje de que la temporada iba a acabar abruptamente lo que, al parecer, ha conducido a que algunas plataformas europeas hayan adelantado sus programas del hemisferior sur, cuando aún queda muy buen género español que poder suministrar”, advierten desde el CGC.

Durante la mayor parte de la segunda temporada (de enero-febrero a abril-junio), un alto porcentaje de las naranjas del grupo navel sufrieron un considerable desfase entre los precios pagados en campo con los de venta en Europa. El mayor suministro y agresividad comercial de las naranjas procedentes de Marruecos pero fundamentalmente de Egipto, alimentado por la “brutal” depreciación de la libra egipcia con respecto al euro y al dólar, “han complicado en muchos momentos la campaña”. Las distorsiones generadas por tal suerte de “competencia desleal, a sumar a la vinculada a la de sus menores costes sociales y medioambientales”, insisten desde el CGC, se hicieron más evidentes en mercados emergentes terceros como el chino, donde el aumento de las ventas de naranjas más baratas –y de calidad irregular- egipcias ha provocado que no se hayan cumplido las expectativas esperadas para las españolas. Otros países terceros, como fundamentalmente Canadá, sí que han seguido la positiva inercia registrada ya la pasada temporada, con crecimientos próximos al 60%.

Sudáfrica exporta más Navel a Oriente Medio
En la semana 26, las exportaciones ascendieron a 11,5 millones de cajas (de 15 kilos) de naranjas. La mayoría, Navel, aproximadamente 10,8 millones de cajas. Según un comerciante, las Navel son pequeñas este año, aunque parece que las del Cabo Oriental son más grandes que las del norte. Dado que Oriente Medio es un buen mercado para los calibres pequeños, se ha enviado mucha cantidad a ese destino. El elevado volumen de producto ha sometido al mercado a presión en esa región. Esta campaña se ha exportado a Oriente Medio casi un millón más de cajas que en la campaña anterior.

En Europa, hay mucha fruta de verano barata disponible, y las naranjas Valencia egipcias, por ejemplo, también están en el mercado (según un exportador, no son de mucha calidad). Además, también se pueden encontrar las últimas naranjas españolas. El mercado de Navel parece estar bajo presión en todas partes, según un comerciante, quien señala que la calidad interna de esta variedad es buena en el Cabo Oriental.

Los primeros pequeños volúmenes de naranjas Valencia llegaron en la semana 22. La temporada empezó con unas dos semanas de retraso porque la coloración fue lenta y el invierno, tardío. Pero si la temperatura cae por debajo de los 10 grados, la coloración será buena. Como la oferta se ha retrasado, el mercado mundial estará más vacío cuando esta fruta esté disponible. Las primeras Valencia ya van de camino a Europa, aunque es demasiado pronto para hacer una estimación fiable. Los comerciantes dicen que la demanda de la industria es buena y, de acuerdo con algunos, es mayor de lo que pueden suministrar.

Chile prevé un incremento de las exportaciones
La temporada de Navel va de junio a octubre. Este año, el total de cítricos exportados se estima un 15% mayor. Puesto que el año pasado llovió mucho, ha habido agua suficiente para el riego. “Esperamos que esto contribuya a que la cosecha crezca, en especial de mandarinas”, expresa un comerciante. Las exportaciones de Navel ascienden a alrededor de 51.000 toneladas y son las terceras en importancia. Las mandarinas (100.000 toneladas) y los limones (78.000 toneladas) lideran la clasificación. Los Estados Unidos son, con diferencia, el mercado más importante para los cítricos chilenos, aunque un comerciante explica que están buscando otros mercados, entre ellos los de Europa.

Se reduce la cosecha en Brasil
Las perspectivas para 2018/2019 (campaña 2017/2018) son alcanzar los 393 millones de cajas, lo que supone una caída del 27% con respecto a la temporada anterior. Estas cifras han sido reveladas recientemente en un informe del USDA. Debido a la producción del año pasado y a las altas temperaturas registradas en octubre de 2017, los cítricos han estado sometidos a estrés, lo que ha afectado negativamente en la productividad de este año. Una gran porción de las naranjas de Brasil se transforman en zumo concentrado congelado. Se estima un volumen total de 1,032 millones de toneladas, una caída considerable si se compara con las 1,447 millones de toneladas del año pasado. La exportación total de naranjas frescas se ha reducido ligeramente en comparación con el año pasado, hasta un total de 0,6 millones de cajas.

México quiere declarar una región libre de mosca de la fruta
Con el fin de incrementar las exportaciones a Europa y Japón, los productores de Nuevo León están trabajando en un plan piloto fitosanitario reconocido por el Servicio Nacional de Salud, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica). Esto significa que la región debe obtener el certificado que la declara libre de mosca de la fruta. Con él, los productores podrán obtener cítricos de mejor calidad y vida útil. En la fase piloto, el plan apunta a la exportación de naranjas Valencia a destinos lejanos. Una gran parte de los cítricos producidos acaba en el mercado interno. Para la exportación a los Estados Unidos y Japón, se exige actualmente desinfección con bromuro de metilo. Gracias al reconocimiento antes mencionado, los productores podrían exportar sin tener que aplicar esa medida. Se espera que de esta acción se beneficien entre 900 y 2.000 hectáreas de las regiones de Linares, Montemorelos y General Terán.

Uruguay, afectado por el granizo
El mes pasado, una gran tormenta de granizo dañó cientos de hectáreas de cultivos hortofrutícolas en la zona de Salto. Se vieron afectadas también unas 570 hectáreas de cítricos. Una primera estimación apunta a daños valorados en varios millones de euros. Se habla también de la pérdida de 7.110 toneladas de cítricos. A pesar de que los daños han sido considerables, tan solo se verá mermado en torno a un 6% de la producción total.

Argentina comienza nueva temporada
La primera cosecha de los nuevos cítricos acaba de llegar al mercado de Buenos aires. La temporada de la naranja ha comenzado con las variedades Marrs Early, Trovita y Hamlin. La mayoría de los cultivos de cítricos se concentran en dos regiones: el noroeste (Jujuy, Salto, Tucumán, Catamarca) y el noreste (Formosa, Chaco Corrientes, Misiones, Entre Ríos), así como en la ciudad de San Pedro de Buenos Aires. En total, el país dedica 132.346 hectáreas a la citricultura. Más de la mitad (55%) de la superficie de Jujuy está plantada de naranjos. El inicio de la temporada viene acompañado de la amenaza de enfermedades, aunque tal vez cambie si las lluvias persisten. Sin embargo, por ahora, la lluvia ha resultado beneficiosa para la cosecha.

Boom para los cítricos australianos y comienzo de la temporada en Nueva Zelanda
La citricultura australiana está viviendo un boom; se dice que algunos productores están produciendo hasta tres veces más que hace cinco años. La cosecha empezó a primeros de mayo y la demanda está temporada se prevé que supera la oferta. China supuso casi una cuarta parte de todos los cítricos exportados el año pasado. En el año hasta junio de 2017, se produjeron 506.391 toneladas de naranjas, el 42% de las cuales se transformó, sobre todo en zumo. El valor de la producción se situó en 333,5 millones de dólares. En volumen, se produjo un incremento de menos del 1 por ciento, mientras que el valor creció un 10% con respecto al año anterior.

Esta semana se han puesto en marcha nuevos controles después de detectar chancro de los cítricos en propiedades de Austria Occidental y en el Territorio del Norte a principios de años. Se permitirá el comercio de cítricos de las empresas registradas, ya que el sector está tratando de contener la propagación desde las propiedades contaminadas.

Mientras, la temporada de naranja Navel de Nueva Zelanda está próxima a comenzar. Se prevé que lo haga a finales de junio y que alcance volúmenes similares a los de 2016, alrededor de 9.700 toneladas.

EE. UU.: Mengua la cosecha de Valencia en California
Si bien la oferta nacional de naranjas es estable en estos momentos, los comerciantes ven aproximarse la tradicional caída de la demanda. En la actualidad, hay naranjas Valencia de California en el mercado, pero por el verano y las vacaciones escolares, la demanda está en descenso. Esta tendencia afecta especialmente a los calibres pequeños. Casi todas las naranjas Valencia se cultivan en el distrito 1, en California central, donde se están cosechando actualmente muchos calibres grandes. En el distrito 2, Oxnard y Ventura, los calibres son menores. La producción Valencia es un 15% más baja este año que el pasado, y el año pasado ya se había reducido la cosecha un 15% con respecto a la temporada anterior. También hubo menos disponibilidad de Navel, según un comerciante.

En California, la temporada comenzó a mediados de marzo con las primeras Valencia. “Cuando empieza la campaña de Valencia, todavía estamos en mitad de la temporada de Navel, pero si la oferta de Navel cae, los exportadores empiezan con la Valencia”, explica un comerciante. Se prevé que la demanda se recupere a partir de mediados de agosto. La temporada nacional continúa hasta mediados de septiembre. Un comerciante espera el mismo escenario que el año pasado. “El año pasado, acabamos con las Valencia a principios de septiembre y tuvimos que esperar otras cuatro semanas hasta la llegada de las Navel. Fue la primera vez en catorce años que teníamos un vacío en la oferta de naranjas de California”. En Texas, la temporada está llegando a su fin, pero Florida permanecerá en el mercado unas semanas más.

Italia: Naranjas sanguinas para el Año Nuevo chino
Italia es el segundo mayor productor de Europa por detrás de España. La mayoría de las naranjas se cultivan en Sicilia y Calabria, regiones que aportan el 59% y el 22% de la producción total, respectivamente. Las variedades más cultivadas son Tarocco, Moro, Sanguinello, Navelina y Valencia. Además, la Ippolito y Meli también están ganando terreno. La campaña de comercialización 2017/2018 ha sido excepcional desde el punto de vista de la calidad. Si bien la cosecha ha sido un 6% más baja por la sequía del verano, la lluvia de septiembre fue positiva para la fruta.

Un comerciante estima que la cosecha mermará un 25-30%, no solo por la sequía, sino también por el impacto del virus de la tristeza de los cítricos. Cada año sucumben más plantas y la producción cae en consecuencia. La tristeza de los cítricos supone un problema sobre todo para los productores de Sicilia.

Las naranjas Moro y Tarocco destacan por el color de su pulpa. El mercado de estos cítricos está creciendo y no solo en Italia, sino también en Europa. En el Reino Unido, por ejemplo, la demanda está al alza. También se han exportado pequeños volúmenes a destinos lejanos. Por ejemplo, se planea exportar estas naranjas a China para la celebración del Año Nuevo Chino en 2019. Para ello, se ha buscado la cooperación del gigante de internet Alibaba. Se dice que esta tienda en línea está interesada en el suministro de cítricos italianos. La temporada de Tarocco ha durado hasta junio, más de lo habitual.

La temporada ha tenido dos caras: ha habido una demanda alta de naranjas de buena calidad, pero poca oferta. Por otro lado, ha habido una gran oferta de naranjas de calidad media, pero poca demanda.

La campaña ha sido buena para las naranjas ecológicas sicilianas. Este año, ha habido mucha producción disponible, a diferencia de la temporada anterior (2016/2017), cuando las heladas destruyeron una porción considerable de la cosecha. Existe mucha competencia de otros países de la región. Los productores italianos no pueden competir en precio con las producciones del norte de África y otros países del sur de Europa.

Alemania: Sobreoferta de naranjas egipcias
El mercado citrícola alemán está relativamente tranquilo ahora mismo, aunque estable. Naturalmente, esto tiene que ver con la gran oferta y la demanda de frutas de verano, como los melones y la fruta de hueso, así como de las berries nacionales. A causa de la inmensa disponibilidad de naranjas egipcias (de zumo; Valencia), varios comerciantes han dejado de importar desde Sudáfrica, ya sea en parte o parcialmente. No obstante, la sobreoferta está haciendo bajar los precios de compra hasta alcanzar unos 8 euros por cada 15 kilos. Esta situación es totalmente distinta a la del año pasado, cuando la oferta era menor y la temporada de verano también fue más estable en términos de precios. En cuanto a las naranjas de mesa, la Navel Late española se encuentra ahora en una posición destacada, pues los comerciantes están muy satisfechos con la calidad de esta fruta. Su precio ronda los 15 euros por cada 15 kilos.

Se espera que la campaña de la naranja egipcia continúe un mes más (semana 30). Según los comerciantes, la demanda y los precios no subirán significativamente hasta octubre, una vez acabada la fruta de hueso europea. Aunque la popularidad de las variedades de pulpa roja (como Cara Cara) está creciendo rápidamente en muchos mercados mayoristas de Europa occidental, también hay comerciantes que no creen que vaya a ser una tendencia a largo plazo y prefieren las naranjas clásicas. En gran parte, tiene que ver con que la temporada de estas naranjas sanguinas es relativamente corta, por lo que, para algunos, el factor riesgo es demasiado alto.

Bélgica: No se presta atención a las naranjas
En esta época del año, las naranjas se ignoran en gran medida. Apenas no hay demanda ni oferta. Los importadores ven también que se consumen menos naranjas. Esto se debe a la gran oferta de fruta de verano. Las últimas naranjas llegaron de España, pero como la demanda es tan baja, también se necesita poca oferta.

Países Bajos: Luz al final del túnel tras un mercado desastroso
En las últimas semanas, no ha sido raro ver precios de venta de 6-7 euros cada 15 kilos, por lo que la situación del mercado ha sido desastrosa. La causa principal ha sido la enorme demanda. Incluso en lo que a calidad respecta, no todos los productos han sido de primera categoría. Marruecos ha enviado a Europa muchas naranjas de las que enviaba a Rusia, y Egipto también ha estado presente en el mercado. Mientras, la oferta de estos países está llegando a su fin y algunos empiezan a ver luz a final del túnel para el mercado de la naranja. La semana que viene, llegarán las primeras naranjas de Sudáfrica, y ya se han enviado algunas Navel. Dada la gran diferencia de precios, los clientes, en un primer momento, se tuvieron que acostumbrar a unos precios altos, pero ahora se busca naranjas buenas. Además, Sudáfrica ha exportado un 20-30% menos de naranjas hasta el momento, por lo que la situación se presenta más halagüeña en las próximas semanas. Los precios se sitúan ahora por encima de los 10 euros; por las Navel se pagan 12 euros. Dado que las vacaciones están a la vuelta de la esquina, no se espera que los precios cambien mucho, pero puesto que se prevé una oferta menor, es posible que que los precios de las naranjas se mantengan a un nivel normal.

Francia da la bienvenida a los primeros volúmenes sudafricanos
Según un comerciante francés, la temporada de la naranja de mesa ha sido razonable. “La calidad ha sido buena y los volúmenes han ido a la par con la demanda. Podemos estar satisfechos con cómo ha ido la temporada. Aún podremos ofrecer producto español otras dos semanas. La semana que viene, se cosecharán las últimas variedades. Otros comerciantes ya han recibido los primeros volúmenes de Sudáfrica”. El comerciante añade que también hay buena demanda de naranjas de mesa en julio y agosto.

En el mercado de la naranja para zumo, las cosas son mucho más complicadas. “Es un mercado totalmente diferente al de las naranjas de mesa, y es difícil entrar. Están entrando al mercado muchos países a la vez, entre ellos Marruecos, España, Grecia y Egipto, y hay requisitos muy específico para las naranjas de zumo en lo que se refiere a la conservación y al periodo en el que las frutas se pueden consumir”. Este comerciante asegura que solo ofrece naranjas de mesa.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *