plantones

El titular de los derechos de la mandarina Nadorcott amplía las licencias a los socios del Club de Variedades Vegetales Protegidas

 

La empresa Carpa Dorada, licenciataria de los derechos de explotación de la variedad de mandarina tardía Naddorcott en España y Portugal, ha hecho pública recientemente su intención de ampliar el número de licencias que ha concedido hasta la actualidad.

Concretamente, la empresa ha anunciado que concederá una licencia más por cada tres que se tengan, es decir, que cada productor tendrá la posibilidad de adquirir una planta más por cada tres que haya comprado previamente.

El número de productores que podrán beneficiarse de esta medida se ha limitado, sin embargo, exclusivamente a los socios del Club de Variedades Vegetales (CVVP), empresa a través de la cual Carpa Dorada gestiona estos procesos.

La empresa licenciataria quiere así reconocer el “apoyo demostrado por los socios del Club de Variedades Vegetales Protegidas a esta variedad”, así como “su fidelidad con el Club y la financiación de su actividad”.

Este proceso de ampliación de las licencias para cultivar esta variedad de mandarina tardía se enmarca en la batalla judicial en que la empresa se encuentra inmersa por el reconocimiento de la mandarina tardía denominada ‘Tango’ como una variedad esencialmente derivada de la mandarina Nadorcott.

Y es que Eurosemillas, la empresa que gestiona los derechos de la mandarina Tango, no ha delimitado la concesión de licencias a un número determinado de plantas por productor, lo que atendiendo a la evolución del sector podría derivar en una sobrexplotación de la variedad y en la consecuente pérdida de valor tanto de la propia variedad, como del resto de variedades de mandarinas protegidas que hay en el mercado.