Detectado en Madrid el primer caso de un olivo infectado de Xylella en la península

El Ministerio de Agricultura ha confirmado el primer caso de Xylella fastidiosa en un olivo situado en una finca particular de Villarejo de Salvanés, ante lo que la Comunidad de Madrid ha activado un plan de actuación que contempla las medidas oportunas de prevención y erradicación para aislar el foco y evitar la propagación de esta bacteria.

La muestra se analizó en el Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Agroalimentario (IMIDRA) y, al tratarse de la primera detección en la región y en toda la península en un olivo, se remitió al Laboratorio Nacional de Referencia de Bacterias para la confirmación del diagnóstico, tal y como se señala en el Plan de Contingencia descrito por el Ministerio. Una vez recibida este martes dicha confirmación, ha comenzado a aplicarse de inmediato un plan de actuación que pasa por la creación de grupos de trabajo y seguimiento y la adopción de medidas para atajar la presencia de la bacteria.

Así, tanto el olivo afectado, como los demás situados en un radio de 100 metros, han de ser arrancados y eliminados como medida para evitar la propagación de la Xylella fastidiosa. En 500 metros a la redonda del ejemplar que ha dado positivo, se van a llevar a cabo tratamientos insecticidas y fitosanotarios, tanto en olivos como en otras plantas susceptibles de verse afectadas por la bacteria. Además, se realizarán inspecciones y controles en un área de cinco kilómetros en torno al lugar donde se ha registrado el positivo. Una decisión que en Alicante ha provocado mucha tensión e incidentes.

El seguimiento de la situación corresponde a un Comité de Dirección de la Emergencia del que forman parte representantes del Gobierno regional, técnicos de la administración regional e investigadores especializados del IMIDRA, cuyo Laboratorio de Sanidad Vegetal tiene la cualificación específica para la detección de la bacteria. Asimismo, se constituirá una mesa sectorial en la que participarán representantes de los sectores afectados, como agricultores o productores de aceite, y los alcaldes de los municipios en los que se realicen actuaciones para la prevención y contención de la Xylella fastidiosa en la región. En paralelo a estas actuaciones, la Consejería de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio ha comenzado a trabajar en un programa de indemnizaciones para los agricultores damnificados.

glifosato-herbicida

La Comisión Europea prorroga un año y medio la autorización del glifosato

La Comisión Europea ha anunciado hoy que prorroga durante un plazo de un año y medio la autorización para el uso del  glifosato, uno de los herbicidas más utilizados en los campos de la Unión Europea.

El ejecutivo europeo explica en un comunicado que ha tomado la decisión de prolongar la autorización para usar esta sustancia  “hasta que la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas emita su dictamen”, que como máximo será a finales de 2017.

La propuesta inicial de Bruselas era prorrogar la licencia durante 15 años. Sin embargo, la falta de acuerdo entre los países miembros propició que el Comisario de Salud Pública, Vytenis Andriukaitis, propusiera prolongarla temporalmente hasta contar con la opinión de esta agencia, que según la normativa comunitaria tiene la última palabra en esta materia.

La Comisión decidió, así, asumir la prórroga de la licencia, que expiraba mañana jueves, a falta de una mayoría cualificada entre los estados miembros. Si no se hubiese tomado una decisión, esta sustancia química, presente en los herbicidas más utilizados en la Unión Europea, hubiese sido prohibida, causando graves dificultades al desarrollo de la actividad agrícola.

Este era, de hecho, uno de los principales temores del sector agrario, que a través de sus organizaciones de representación se han mostrado favorables a renovar la licencia de uso durante un periodo más amplio, pues consideran que de momento no existe “una alternativa eficaz para los herbicidas con glifosato”.

 

Ninfas jovenes

Manual para identificar las plagas y enfermedades de los cítricos

La consejería de Agricultura y Medio Ambiente de Murcia publica un informe en el que detalla las principales características, síntomas e insectos transmisores de un total de 29 tipos de plagas y enfermedades vegetales que afectan a los cítricos. El trabajo, que también incluye fotografías con los síntomas que provocan cada una de estas enfermedades, tiene como objetivo facilitar al agricultor la identificación de las enfermedades que pueden afectar a sus cultivos para que apliquen el tratamiento adecuado.

http://goo.gl/TvmUH0

blackspot

Sudáfrica casi duplica el límite permitido de mancha negra en sus envíos de cítricos ante la pasividad de la UE

Las exportaciones de cítricos procedentes de Sudáfrica con destino a los mercados comunitarios constituyen una bomba de relojería que amenaza, de una forma cada vez más evidente y peligrosa, con introducir en la citricultura europea la devastadora enfermedad de la mancha negra (Guignardia o Phyllosticta citricarpa), puesto que no en vano los envíos sudafricanos de agrios durante los últimos meses con destino a Europa casi duplican el límite máximo de mancha negra autorizado por la Unión Europea (UE).

La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) subraya que los últimos datos oficiales hablan por sí solos de la dimensión que ha alcanzado el problema, ya que hasta la fecha las detecciones de este peligroso hongo en los cargamentos sudafricanos de agrios ascendían a un total de nueve, es decir, casi el doble de las permitidas por el Ejecutivo comunitario en las últimas disposiciones que dictó al respecto. Efectivamente, el año pasado, y ante las incesantes presiones del sector citrícola español en su conjunto, la Comisión Europea estableció que si se localizaban en los envíos de Sudáfrica más de cinco casos de mancha negra se adoptarían “medidas contundentes”, que debían incluir, como parte fundamental de las mismas, el inmediato cierre de las fronteras a los cítricos de origen sudafricano. Pues bien, a finales del pasado mes de agosto ya se habían producido en los puertos europeos nueve detecciones de cargamentos de cítricos de Sudáfrica contaminados con mancha negra.

Sin embargo, la Comisión Europea, contraviniendo claramente sus propias ordenanzas sobre este punto, ha permanecido de brazos cruzados en un estado de completa pasividad ante lo que está sucediendo y sin adoptar ninguna de esa “medidas contundentes” que se comprometió a aplicar contra los desmanes sudafricanos en materia de sanidad vegetal. Además, hay que destacar que este año la climatología ha jugado a favor de Sudáfrica al propiciar que los ataques de esta enfermedad en sus parcelas fuesen menos virulentos que en otras campañas, ya que en caso contrario el número de detecciones habría sido aún mayor.

Ante esta situación, AVA-ASAJA considera absolutamente inadmisible la actitud cómplice y permisiva que viene mostrando la Comisión Europea hacia Sudáfrica, una actitud que, tras las reiteradas promesas incumplidas y, sobre todo, ante el grave riesgo que la mancha negra entraña para la citricultura europea, sólo puede considerarse como una tomadura de pelo en toda regla.

Frente a esta situación tan alarmante, AVA-ASAJA exige a las autoridades comunitarias un cambio radical en sus actuales planteamientos contemporizadores que se traduzca a su vez en el cierre inmediato de las fronteras europeas a los cítricos procedentes de Sudáfrica con el compromiso añadido de que no volverán a abrirse hasta que el citado país sea capaz de garantizar de manera fehaciente que ha solucionado el problema de la mancha negra.

En este sentido, AVA-ASAJA alerta sobre las maniobras de distracción que Sudáfrica llevó a cabo el año pasado con la plena aquiescencia de la UE al anunciar, por estas mismas fechas, que ante la abultada presencia de mancha negra en sus cargamentos suspendía de forma unilateral sus exportaciones, con la salvedad de que su anuncio se produjo cuando la campaña exportadora se encontraba prácticamente finalizada y con los últimos envíos rumbo a los puertos europeos.

AVA-ASAJA espera que Sudáfrica no vuelva a incurrir este año en semejante ceremonia de la confusión y reclama a la UE que se muestre mucho más firme si los exportadores citrícolas del referido país volviesen a poner en práctica una pantomima de semejante calibre.

Al mismo tiempo, AVA-ASAJA transmite su preocupación ante el grave deterioro que han sufrido durante esta campaña las importaciones de cítricos originarios de Argentina, ya que, tras unos años de relativa bonanza, a lo largo de este ejercicio el número de interceptaciones de mancha negra en sus envíos se ha disparado hasta el mismo e inaceptable nivel que en el caso de Sudáfrica, es decir, nueve. Por tanto, esta organización agraria solicita que se apliquen a Argentina los mismos criterios en materia de control y cierre de fronteras que a Sudáfrica. El problema es de igual magnitud en ambos países y la UE está obligada a actuar con idéntico rigor en ambos casos.

plagas

La UE prepara un nuevo recorte de 77 materias activas contra plagas tras haber suprimido el 72% en cuatro años

De llevarse a cabo la eliminación de las materias activas seleccionadas, este enésimo recorte se sumaría a los efectuados a raíz de la política fitosanitaria instaurada por la UE, la cual ha dejado en el camino el 72% de las 970 sustancias existentes en Europa hace apenas cuatro años.

Las consecuencias de estas disposiciones son extraordinariamente graves para los agricultores puesto que al disponer de un número cada vez más limitado de sustancias para luchar contra las plagas, sus cultivos sufren con mayor virulencia la incidencia de las mismas, así como un incremento de los costes de producción derivado básicamente del encarecimiento de los productos disponibles en el mercado.

En respuesta a la preocupación que levanta en el sector agrario la progresiva falta de medicinas para minimizar los daños que causan las plagas y enfermedades, la Asociación Europea para la Protección de las Plantas (ECPA, siglas en inglés) acaba de poner en marcha un ambicioso estudio que pretende medir la incidencia de la disminución de sustancias activas sobre los principales cultivos y su impacto social, económico y medioambiental. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) colabora, junto a otras organizaciones y cooperativas, en este análisis que aportará datos de España, Alemania, Austria, Francia, Italia y Países Bajos. En la agricultura española se evaluarán los efectos de la pérdida de fitosanitarios y la generación de resistencias en cultivos tan representativos como cítricos, olivar y frutales de hueso, aunque el informe también podría incorporar la viña, arroz, cereales o tomate.

“A falta de conocer los datos concretos y cuantificables, es evidente que el impacto de la nueva normativa fitosanitaria está siendo devastador para la eficiencia y la competitividad agraria europea”, denuncia el presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado. “Las regiones mediterráneas –añade– son las más damnificadas porque la alarmante supresión de materias activas se ha cebado especialmente con los insecticidas, que son los más necesarios para luchar contra las plagas más extendidas en la agricultura valenciana”. Aguado critica que “Bruselas tenga más en cuenta el riesgo potencial de determinados productos que las ventajas reales que entraña su uso reglamentado y controlado por parte de los agricultores”.

Además, y para acabar de complicar un panorama ya de por sí bastante restrictivo, Bruselas está definiendo y evaluando actualmente sustancias como los llamados alteradores endocrinos o los insecticidas neonicotinoides, lo cual se traducirá, con toda probabilidad, en la supresión de más sustancias químicas.

En palabras de Aguado, “nos parece una paradoja irritante que la misma Europa que nos quita las pocas armas que tenemos para combatir las plagas, llegue incluso a permitir a terceros países que traten sus cítricos con destino al mercado comunitario con una sustancia como el acetato de guazatina que está prohibido para los cítricos europeos. De igual modo, es intolerable que la misma Europa que nos dificulta cuidar la sanidad vegetal de nuestros cultivos, muestre al mismo tiempo una absoluta incompetencia para evitar la entrada de nuevas plagas y enfermedades de . Muchas cosas están fallando en la política fitosanitaria europea y exigimos un cambio de rumbo radical”.