13346862_861869817252528_5771030395965123524_n

Comercio inspeccionará las fruterías para comprobar el origen de los cítricos

El director general de Comercio, Natxo Costa, ha anunciado que la próxima campaña se realizarán inspecciones en tiendas y en toda la cadena agroalimentaria para comprobar el origen de los cítricos y detectar posibles robos. El objetivo de esta medida es reducir los robos en el campo, un delito que los agricultores sufren cada año, especialmente cuando se revaloriza el precio de la fruta. Costa adquirió ayer ese compromiso en la sesión constituyente de la Mesa de la Cadena Agroalimentaria que convocó a representantes de las organizaciones agrarias, de cooperativas (Fedacova), grandes superficies (Anged) y supermercados (Asucova).

Durante el acto, en el que también se abordó la situación del sector citrícola y de los recolectores de fruta con el objetivo de mejorar la planificación de la campaña, el director de Comercio se comprometió a realizar esos controles en las fruterías para comprobar la procedencia de la fruta y verificar que los canales de distribución y venta son legales. Las inspecciones serán llevadas a cabo por técnicos de la Conselleria de Industria, Comercio y Trabajo o de los cuerpos y fuerzas de seguridad.

Nueva estrategia

La iniciativa llevada a cabo por la conselleria viene a sumarse a las medidas emprendidas por la Delegación del Gobierno el pasado mes de marzo tras la denuncia realizada en rueda de prensa por la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja), La Unió de Llauradors y Cooperatives Agroalimentàries. Las tres principales organizaciones agrarias de la Comunidad Valenciana presentaron un informe en el que ponían de manifiesto el repunte de los delitos en el medio rural valenciano, con especial incidencia de los robos en cultivos de cítricos.

El Gobierno reaccionó convocando a los máximos representantes de las citadas organizaciones y tras la reunión anunció la puesta en marcha de una nueva estrategia, cuya pieza clave será la inspección de los almacenes que se sospecha que compran fruta robada. Además, se acordó la creación de un grupo de trabajo que reunirá cada tres meses a los representantes de los agricultores, a los cuerpos policiales y a la Fiscalía.

Según explicó a la finalización del encuentro el presidente de AVA-Asaja, Cristobal Aguado, el objetivo es “coordinarse y agilizar los procesos judiciales para que los ladrones pierdan la sensación de impunidad”. El Delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues, por su parte, abogó por fomentar “la cultura de la denuncia” entre los agricultores afectados e indicó que se han “intensificado las inspecciones en materia de trazabilidad porque la fruta debe ir acompañada de la documentación llamada DATA, que acredita que es de procedencia legal”. Las organizaciones cifran en 7,8 millones de euros el valor de los robos de cosechas producidos entre marzo de 2015 y marzo de 2016, y los cítricos, el cultivo más afectado, en 4,1 millones de euros.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *